Cómo hacer las preguntas de investigación en una tesis

La pregunta de investigación es clave en una tesis. Una vez que ya justificaste tu tema de investigación, es tiempo de hacer las preguntas. Si ya estás en esta etapa, es el momento para formular y redactar bien tu pregunta de tesis.

Según la socióloga y metodóloga Ruth Sautu, las preguntas de investigación tienen dos funciones muy importantes: enfocar el estudio y guiarlo hacia una meta y explicar de una forma clara lo que el estudio busca comprender. Por eso, es muy importante no subestimar este punto en un proyecto de investigación. La pregunta será tu guía en todo momento.

Cómo formular la pregunta de investigación

De acuerdo con Ruth Sautu, para formular correctamente la pregunta de tesis se debe responder a lo siguiente:

  • El propósito de la tesis: ¿por qué y para qué estoy realizando este estudio?
  • El estado del arte: ¿qué es lo que ya se conoce acerca de este tema?
  • El contexto conceptual: ¿sobre qué teorías me voy a basar?

Una vez que están claros los conceptos anteriores, falta responder lo más importante: ¿mi pregunta se puede responder? Para verificarlo, hay que tener en cuenta:

  • ¿Mi pregunta realmente se puede responder por medio de la investigación?
  • ¿Se puede responder con el método de recolección de datos que voy a usar?

Cómo redactar la pregunta de investigación

Una vez que ya está definida la pegunta de forma conceptual, el último paso es redactar correctamente la pregunta de investigación. Al hacerlo, se deben cumplir estas cualidades:

  • Debe ser concisa: hay que pensar en una pregunta clara, que no necesite explicación. Cualquier persona debe poder entenderla sin conocer todo el contexto.
  • Debe ser relevante: responder a esta pregunta aporta un beneficio a nivel teórico, científico o social.

La pregunta puede ir cambiando a medida que avanza la investigación, es algo que les pasa a muchos estudiantes e investigadores. En ese caso, solo hay que volver a seguir este paso a paso para reformular la pregunta. Pero es fundamental tener siempre la pregunta de investigación como guía.

Si no tenemos una pregunta de investigación, perderemos mucho tiempo y leeremos material innecesario. Entonces, es mejor enfocarse en el tiempo necesario para pensar bien la pregunta que perder tiempo en un proyecto sin metas.

Con esto, ¡ya estás un paso más cerca de terminar tu tesis!


Por Micaela Siskin, licenciada en Ciencias de la Comunicación Social y técnica en Corrección de Textos



Fuente: Sautu, Ruth et al. 2005 Manual de metodología. Construcción del marco teórico, formulación de los objetivos y elección de la metodología (Buenos Aires: CLACSO).

¿Cómo hacer la justificación de una tesis?

¿Ya elegiste el tema de tu tesis pero no sabés cómo justificarlo? Sin dudas, la justificación de una tesis puede generar muchos dolores de cabeza, ¡pero no es tan difícil como parece!

Justificar tu tesis significa explicar por qué es un aporte relevante y convencer a los demás de eso. Con los siguientes consejos vas a lograr justificar la relevancia de tu investigación y seguir adelante para meterte de lleno en el tema que querés investigar.

cómo justificar una tesis

Cómo definir la justificación del tema

Para que tu tesis realmente haga un aporte, no solo tiene que ser interesante, además, tiene que ser representativa para la sociedad o una parte de ella. Según la socióloga y metodóloga Ruth Sautu, especialista en investigación social, la justificación de una tesis puede estar basada en:

  • Carencias, conflictos, necesidades de una población o región. En este caso, tu tema es relevante porque aborda una realidad conflictiva.
  • Un tema de actualidad. Se trata de temas en auge, lo recomendable es que busques una forma original de abordarlo.
  • Un deseo de resolver un problema con conocimientos, o la toma de decisiones o diseños de políticas. Esta puede ser una justificación promete un buen trabajo de investigación final.

Según Ruth Sautu, la justificación de una tesis puede estar basada, además, estas otras razones, o en conjunto con ellas:

  • Está vinculada con un programa de investigación existente.
  • Responde a las necesidades de un instituto u organismo.
  • Porque una organización lo pidió.

De todas las opciones anteriores, elegí una o dos justificaciones para tu tema que más se adapten a tu trabajo de investigación final.

Cómo redactar la justificación del tema de investigación

Ya estás en el punto en que podés justificar el tema en tu mente, pero es difícil ponerlo en palabras. Para redactar la mejor justificación de tu tesis de forma convincente, respondé a estas preguntas. Te van a servir para escribir la relevancia del tema y su relación con el contexto:

  1. ¿En qué marco institucional se va a desarrollar el proyecto?
  2. ¿Cómo se vincula el tema de investigación con este contexto?
  3. ¿En qué marco histórico, geográfico o político se desarrolla el problema de tesis?
  4. ¿En qué tiempo y espacio? Delimitá el marco espacial (áreas geográficas, poblacionales) y temporal (tiempo y duración) de tu tesis.

Teniendo en cuenta los puntos anteriores, vas a poder explicar cómo el tema se inserta en su marco institucional o histórico y cuál es la contribución de tu estudio a la comprensión del problema de investigación o su solución.

Hacer una tesis puede provocar angustia, desesperación y miedo. Pero siguiendo estos consejos vas a ser capaz de comprender la relevancia de tu tema de investigación y lo vas a poder justificar. ¡Ya diste un paso más en este camino!


Por Micaela Siskin, licenciada en Ciencias de la Comunicación Social y técnica en Corrección de Textos


Fuente: Sautu, Ruth et al. 2005 Manual de metodología. Construcción del marco teórico, formulación de los objetivos y elección de la metodología (Buenos Aires: CLACSO).

Optimiza el uso de los verbos en la redacción de la tesis

El uso del tiempo presente en la tesis

Al hablar y al escribir distinguimos matices especiales y aspectos que hacen que tiempos verbales como el presente, el pretérito y el futuro no se empleen indistintamente, ni puedan sustituirse entre sí.

Tipos de presente

Con el presente se expresan las acciones que coinciden con el acto de la palabra. Al afirmar: “Yo estudio en este momento”, las palabras coinciden con el acto de leer. Por eso se lo denomina presente actual.

Cuando se trata de actos repetidos o acostumbrados, que no se producen en este momento en el que hablamos pero se han producido antes y se producirán después, el presente es habitual. Por ejemplo: “Me levanto a las siete, desayuno y leo el diario por Internet.” Pero no lo leo en este momento. Lo que se hace es expresar acciones habituales.

También se usa el presente para narrar hechos pasados. Es el presente histórico como en “Colón descubre América en 1492″.

Se emplea, además, el presente para referirse a hechos futuros. Por ejemplo: “María se casa este sábado, el viernes a la tarde viajo a Córdoba para ir a la fiesta.”

Fuente de la infografía: Lenguaje y otras luces

¿Con qué tipo de presente trabajaré en mi tesis?

Si tu tesis es una investigación histórica es correcto utilizar el presente histórico. En el prólogo y en la conclusión del texto seguramente usarás este tiempo verbal. Pero no puedes abusar de él ya que es propio de textos descriptivos y se supone que en tu tesis elegirás distintas tipologías textuales. Para la narración, por ejemplo, es necesario alternar los diferentes tipos de pretérito.

Fuente propia: https://lascorrectoras.com/claves-para-escribir-monografias-y-mas/