Publiquemos con editoras, segunda parte. Entrevista con Mónica Drouilly

Por Micaela Siskin

Un manuscrito pasa por un largo proceso antes de llegar a las manos de los lectores en el formato de libro. En el ámbito de las letras trabajan muchas mujeres, tanto en la escritura como en la edición, pero todavía no se le da suficiente crédito a esos nombres femeninos que producen discursos en la sociedad, como ya reflexionamos en la nota “Publiquemos con editoras”.

Mónica Drouilly Hurtado, autora premiada y fundadora del flamante sello editorial Noctámbula, conoce bien el camino que atraviesan las mujeres para ser visibles en la literatura.

¿Cuál es el enfoque de género en Noctámbula?

Para nosotros lo más importante es la calidad. Queremos publicar mujeres, pero no voy a publicar una mujer que no esté madura en su escritura solo para llenar una cuota. Mi socio (Eduardo Plaza) y yo, somos autores, entonces conocemos muchas compañeras de talleres literarios, sabemos cómo escriben. Por más que no nos muestren su trabajo, vimos lo que hacen y sabemos que son buenas. Ya publicamos una novela de una autora y, de los dos libros que tenemos programados, uno también es de una mujer.

¿Te parece que las mujeres tienen más dificultad para ser publicadas?

Creo que los hombres se atreven más a socializar sus textos. Muchas mujeres que escriben muy bien son menos osadas al momento de presentar su trabajo y decirle a los demás “miren, esto está aquí”. A los hombres se les enseñó culturalmente a creerse el cuento más rápido. Ellos dicen “yo soy escritor, esta es mi obra”, aunque tengan muy poca experiencia. A las mujeres no nos enseñaron esa actitud, muchas dicen: “yo escribo… pero todavía no soy escritora… yo no lo diría así”.

La confianza al exponerse, más que la calidad del trabajo, hace que hoy en día los hombres sean más visibles que las mujeres en la literatura.

¿Eso está cambiando?

En Chile, hoy en día, quienes están generando discursos interesantes, quienes son referentes, son mujeres. Claro que también hay hombres muy talentosos, pero quienes son más escuchadas, las salas que se llenan, tienen nombres de mujer. Sin embargo, tuvieron que hacer otra carrera para llegar ahí. Si un hombre hace cien metros planos, una mujer tiene que hacer ciento diez con vallas.

Primer libro publicado por Noctámbula, de la autora chilena Macarena Araya Lira.

El primer libro de Noctámbula, publicado el 10 de abril, se llama Paisajes. (No habrá muerte. Aquí termina el cuento), de Macarena Araya Lira, una escritora que, según Mónica, “no había sido editada y eso no correspondía, porque es muy buena”. Para el segundo cuatrimestre de este año, planean lanzar Rudas, un libro de cuentos de Carolina Brown, que relata historias de mujeres que atraviesan situaciones muy rudas.

¿Qué otras autoras conocen que deberían ser publicadas?